Cliente arrogante. Cómo es. Cómo tratarle. Cómo venderle

El cliente arrogante te causa rechazo si tienes una personalidad algo fuerte, y te puede provocar sentimiento de inferioridad si eres una persona introvertida.

Si consigues dominar tus sentimientos más primarios, y ver a este tipo de cliente como una persona más, como tú, porque así lo es, podrás relajarte y afrontar el proceso de venta sin el más mínimo problema.

Tu éxito con los clientes arrogantes es aprovechar su creencia de superioridad. Te lo cuento.

Cómo es el cliente arrogante

Es difícil entender cómo es el cliente arrogante, porque sus comportamientos pueden llegar a dar vergüenza ajena. Rozan lo ridículo, y a algunas personas les hierve la sangre presenciar esas actitudes.

Cliente arrogante. Cómo es. Cómo tratarle. Cómo venderle

No tienen problema en mostrarse como los mejores, los que más saben, superiores a los demás, con dinero, un puesto superior, una formación académica, bla, bla, bla. Yo, yo, yo. Su foco está en lo que tienen, y lo dicen y muestran, porque lo que son, que es lo que se ve inmediatamente, es de poco valor.

Características del cliente arrogante

Enumero las características del cliente arrogante, muchas de ellas compartidas también por otros tipos de clientes, como los clientes sabelotodo, o los clientes dominantes:

  • Superioridad. En todas sus formas, palabras, gestos, percibirás una actitud de ser superior.
  • Extroversión. Estas actitudes darían vergüenza a muchas personas extrovertidas, por lo que hace falta mucha desinhibición para mostrar la arrogancia.
  • Criticón. Para sobresalir necesita que lo demás baje de nivel, y eso lo consigue criticando a las personas, a ti, a tu empresa o al que haga falta. Buscará defectos para demostrar que está por encima de ti. Tú eres un vendedor y él tiene el dinero.
  • Averso a le corrijan. Lógicamente, si lo ponen en su sitio, lo bajan de su pedestal, y eso no le hace ninguna gracia.
  • Vive en la mentira. Puede ser un hombre o una mujer vulgar, poco inteligente y con una formación justa, pero su actuación será de una persona bella y elegante, sabia y con grandes conocimientos. La situación, bien vista, será chocante. Incluso si algún aspecto es cierto, la soberbia consume cualquier cualidad que tenga.
  • Corrige a los demás en público y sin delicadeza.
  • Son cobardes. Si critican o sacan defectos es siempre cuando están en posición dominante y no le pueden devolver el golpe. Se aprovechan de la debilidad.
  • No escuchan ni aceptan opiniones. La suya es la que vale.

Razones por las que un cliente es soberbio

Las razones por las que un cliente es arrogante son muy específicas:

  • Profunda inseguridad. ¿Qué persona presume de lo que tiene? Sólo puede hacerlo alguien que no tiene satisfacción personal con lo que es, con su vida interior.
  • Necesita reconocimiento de los demás. La satisfacción sólo existe cuando lo que tiene o hace se ve. Naturalmente, está muy conectado al punto anterior.
  • Inmadurez. Son personas que no han aprendido las virtudes humanas, se han quedado en la recompensa que reciben de su actuación a corto plazo, como los niños. De hecho, son pueriles. Sólo los niños pequeños presumen de lo que tienen.

Cómo tratar a un cliente arrogante

Si pensamos en cómo tratar a un cliente arrogante tras analizar su forma de ser, deberíamos considerar que hay pocos seres extremos en esta clasificación, pero los hay, en mayor o menor medida, y los encontramos día a día. Puedes tratarlos así:

  • Escucha su pequeño listado de logros con paciencia y moderado interés.
  • Reconócele cuanto antes la maravilla de persona que cree que es. Así acabará antes el discurso.
  • No entres en debates, en descalificar lo que diga o en competencia. Si lo haces, además de que perderás cualquier posibilidad de venta, te verás en una tormenta de ego. Tu objetivo es vender, no educar a estos tipos de cliente.
  • Deja pasar pequeñas batallas y céntrate en ganar la guerra. Sus críticas, comentarios despectivos o defectos que te observe, no son un problema si al final le vendes.
  • Adúlale sin descaro, con sutileza. Palabras como “este producto es especial y creo que a usted le encaja perfectamente”.
  • Entiende bien lo que quiere, porque quizás no tiene tanto dinero como transmite, y no le hará gracia reconocerlo. Mide sus capacidades verdaderas, sin dejarle mal.
  • Si es el mejor, que compre lo mejor. Es obvio. Utiliza su vanidad a tu favor en el proceso de venta e intenta ofrecer el tope de gama, bajo la condición anterior.
  • No muestres inferioridad. Habla de tú a tú, sin ponerte por encima, pero sin miedos. Si detecta que sientes inseguridad aumentará su presión. Si has de decir que no, lo dices; sin problema.

Ana Vicent García